"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

martes, marzo 03, 2015

¿Qué compraría Mr.Spock en ARCO 2015?

Calificación 
En la sección de Cultura de Libertad Digital se publica mi artículo sobre ARCO 2015, una feria que combina la dimensión estética del arte con la económica.  Todavía hay artistas que se sienten incómodos con la evaluación de su obra desde el criterio de la relación valor estético / valor económico.  Y están los que se rasgan las vestiduras porque el "mercado" ha sustituido al "crítico" a la hora de establecer la jerarquía estética.  Pero, por el contrario, y dado el incremento de la educación artística en general creo que, en general, la "rebelión de las masas" de la que hablaba despectivamente Ortega y Gasset está teniendo un efecto positivo tanto en las propias "masas" como en las presuntas "élites".

De Giorgio Griffa, en la Galería Rafael Pérez




PD.  Para seguidores de Ayn Rand, una litografía de El Manantial, de Sara e André en la galería 3+1




domingo, marzo 01, 2015

Comienza House of Cards, 3ª temporada. Por un New Old Deal

Calificación 
Frank Underwood ya es presidente de los Estados Unidos.  Lo que resulta no ser gran cosa.  Sin legitimidad, ya que no ha sido elegido, y sin el apoyo de su partido, que busca un nuevo candidato, Underwood está entre la cara y la pared de los intereses creados y su propia ambición personal.  Incluso la noble tarea de tratar de mejorar la situación general del país pasa por su interés propio de dejar un "legado". 

House of Cards es cínica allá donde El ala oeste de la Casa Blanca era idealista.  Si en la corte del presidente Bartlet primaban las buenas intenciones y los proyectos ideológicos aunque desinteresados, alrededor de Underwood se respira el aire enrarecido de intereses espurios y el descarando qué-hay-de-lo-mío.

Sin embargo, tanto en la cínica como en la idealista late lo esencial de una democracia liberal:  un fondo moral de grandes valores que se engarzan en una competencia partidista que limita el poder para que nunca se convierta en absoluto.  La democracia liberal realmente está corrompida cuando se olvida ese fondo moral y todo se fía al automatismo formal.

Se plantean los dos problemas mayúsculos en una democracia: el conflicto entre el corto plazo electoral y el largo plazo.  O dicho de otro modo, entre las veleidades de un pueblo que se deja llevar por una lógica emocional y el principio de realidad contra el que se estrellan más temprano que tarde los populismos irresponsables.




Este principio de realidad que lleva a Underwood, un demócrata, en una fabulosa pirueta retórica a apelar al espíritu de Roosevelt para implemenetar un New Deal que sería la tumba de aquel otro New Deal.  De este modo, Underwood pretende desmantelar el "Estado de Bienestar" rooselvetiano, consistente en que cada uno cuida la espalda de los demás, por uno de corte más liberal, en el que cada uno se cuida de sí misma y el Estado en lugar de intervenir en el mercado lo que trata es de multiplicarlo, aplicando las ayudas que ahora destina a la beneficiencia únicamente a la promoción directa del empleo.  Su plan  es "American Works", que supone desmantelar el Estado de Bienestar rooselvetiano, centrado en la asistencia, para construir un Estado de Bienestar underwoodiano basado en el empleo.  Aunque sigue confiando en la labor del Estado, que sigue siendo igualmente grande e intervencionista: se basa en aumentar el Ejército, realizar una especie de "Plan E" de infraestructuras y "colaborar" con el sector privado con unos sucedáneos del "Plan PIVE".  La típica receta keynesiana sin el espíritu rooselvetiano.  Es decir, socialismo crony o clientelista.  Sin embargo, imaginen a Paul Krugman ante la perspectiva de cambiar de posición 500.000 millones de dólares cuando su plan sería elevar la cuantía total a 1.000.000.000









Es genial cómo vende la obligación de dimitir como un sacrificio personal en las urnas basado en su deber político.  Por último, ofrece una magnífica demostración de otro de los procedimientos en los que se basa una política liberal: la de conjeturar  y refutar, como las entendía Popper.  Porque a diferencia de los sistemas totalitarios, basados en dogmas ideológicos, el liberalismo como sistema político no tiene a prioris sino problemas que hay que resolver mediante el método de ensayo y error, de destrucción y creación shumpeteriano.









Frank Underwood es, antes de nada, de su cinismo y su nihilismo moral, un político de convicciones, un político con una visión (y una versión de lo ya existente).





Por otro lado, también tenemos el problema del "secuestro" del poder político por el poder económico cuando se depende del dinero para poder llegar, vía propaganda mediática, al pueblo que a la hora de la información se comporta más bien como masa que como sujeto ilustrado.  En España tenemos el ejempo de cómo los políticos suelen estar a sueldo de las grandes empresas cuando terminan su actividad política, a veces incluso antes.  Quizás el crowdfunding podría, al menos en parte, solucionar esta dependencia de las grandes empresas por parte del resto de los poderes.  Así, Podemos y la nueva iniciativa periodística de Pedro J. Ramírez, El Español.






viernes, febrero 27, 2015

Antes de Heidegger: Lutero, Kant, Hegel, Nietzsche...

Calificación 
 En El Medio profundizo en las raíces cristianas y alemanas de un antisemitismo de carácter europeo que encontró su formulación más terrible en el filósofo de la Selva Negra.  Anteriormente escribí en Libertad Digital del "antisemitismo metafísico" de Heidegger.



PD.  También en Libertad Digital comenté que el antisemitismo es un fenómeno estrictamente contemporáneo.  Y en el Diario Córdoba mostraba nuestro deber de combatirlo.

Defamation es un interesante documental israelí sobre el antisemitismo en el que se muestra tanto la posible exageración en algunos casos como el innegable antisemitismo que late en otros.  Con mucho sentido del humor... judío.













miércoles, febrero 25, 2015

Yo también soy judío (Shemá, Israel)

Calificación 
Una camiseta Yo también soy Charlie Hebdo sería peligroso vestirla en los países musulmanes.  Pero otra con la leyenda Yo también soy judío lo sería incluso en Europa.  De eso va mi artículo en el Diario Córdoba.


PD.  Una ingeniosa forma de acabar de una vez por todas con los judíos: en lugar de matarlos, amarlos (El creyente, Henry Bean, 2001)


lunes, febrero 23, 2015

Homenaje a Oliver Sacks

Calificación 
En Libertad Digital rindo un pequeño homenaje al gran Oliver Sacks que escribía en el NYT un sentido artículo sobre el cáncer terminal que le consume irremediablemente.  El siglo XXI será, está siguiendo, el siglo del cerebro, y Sacks ha hecho más que nadie, siguiendo la senda que abrió Luria, para acercar el paisaje de la enfermedad mental a un numeroso público sin estridencias ni exageraciones.

Casi siempre se suelen publicar imágenes de los autores cuando son más viejos.  Pero vale recordar ahora que Olivers Sacks fue una especie de "chico de la moto" que podría rivalizar con el mismísimo Mickey Rourke en La ley de la calle.




domingo, febrero 22, 2015

Si los Oscar los diera yo...

Calificación 
Y dados los nominados a cada premio (como imaginaba, los ilustres académicos tienen otros criterios)

Película:  El francotirador (de la que he escrito aquí), de Eastwood



Director:  Bennett Miller (Foxcatcher).

Actor protagonista: Steve Carrell (Foxcatcher).

Actor secundario:  Mark Ruffalo (Foxcatcher).

Foxcatcher es un prodigio interpretativo de sus protagonistas, también por parte de Channing Tatum que no está nominado.  Una historia que parece mentira que sea verdad y que se asemeja a una sesión de psicoanálisis a la que se hubieran sometido los hermanos Grimm en el diván de Sigmund Freud.  Una metáfora retorcida sobre el patriotismo, la familia y la mística del "winner" en la cultura del triunfo de los Estados Unidos que la hace difícil de digerir porque es una película básicamente triste y deprimente. Quizás por eso, y a pesar de estar nominada para todo lo importante, no está a la mejor película.


Actriz protagonista:  Rosamund Pike (Perdida).




Actriz secundaria: Meryl Streep (Into the woods).

Tanto a Pike como Streep, por brujas



Película extranjera:  Timbuktu, de Abderrahmane Sissako

Es una gran película, de esas en las que el cine y la política se concilian en un plano superior, la belleza y la justicia.  Una distopía musulmana sobre el triunfo del yihadismo, arriesgada y valiente, tanto en lo formal como en el contenido.  Escribí brevemente sobre ella y otra de las candidatas, Ida, aquí.



Guión original: Nightcrawler (Dan Gilroy).

Es la película que más me ha gustado desde que vi en Londres Only lovers will survive.  De ella escribí aquí




Documental:  Finding Viviane Maier.  Aunque sería interesante que se lo diesen al documental sobre Snowden, Citizenfour, una muestra de valentía de Hollywood frente a la brutal violación e intromisión del Estado en el derecho a la privacidad de los ciudadanos, el que más me ha gustado ha sido este documental sobre el descubrimiento de una genio de la fotografía